top of page

NATALIA LACUNZA: LA CALMA ANTES DE LA TORMENTA

Texto: Adrián Cotillas (@adrian_cotillas) Fotografía: Adrián Cotillas (@adrian_cotillas)


Ayer dio el pistoletazo de salida el Warm Up Festival Estrella de Levante en la ciudad de Murcia. Con más de 68.000 abonos vendidos y un cartel que prometía no defraudar, empezaba el mejor fin de semana para muchos. Pero poco tardó el imprevisible temporal en acabar con el festival, obligando así a evacuar el recinto por la seguridad de todos.


Sin embargo, dentro de lo poco que pudimos disfrutar, Natalia Lacunza nos dio toda su luz antes de la tormenta.


Es curioso que aún habiéndola visto mil veces, la sensación que nos llega y todo lo que sentimos al verla en el escenario sigue siendo indescriptible. Natalia tiene la voz, tiene el carisma, tiene el talento. Tiene ese superpoder de mirarte y atraparte desde el primer momento.


Empezando el show con uno de sus unreleased, llegó la pamplonica junto a su banda, que la acompaña allá donde va. Luz Abril a la guitarra, Mira Paula al bajo, Kat Almagro a la batería y Ganges al teclado y a los coros. Todo el equipo estaba perfectamente colocado en su sitio y listo para triunfar. Además, los visuales y la escenografía de Marta Ochoa (@mrtaochoa) y Pablo Aragón (@parafeno) fueron el elemento ideal para entrar en el universo de la artista.



Con toques de pop, electrónica y algo de drum and bass, la artista pisó fuerte por todo el escenario y lo conquistó nada más llegar, y el público lo notó.


Con temas como “Tiene que ser para mi”, “Cuestión de suerte” o “Muchas cosas”, todos bailamos y cantamos de la mano de Natalia, a la que se siente como una amiga más. También es verdad que no pudimos evitar soltar alguna lagrima al escuchar temas como "Mi sitio" que se siente como una mano sobre el corazón.

Por si estas emociones eran pocas, toda nuestra rabia se liberó en “No me querías tanto”, la historia de Natalia que a la vez es la historia de tantas otras personas. Nunca podremos agradecer lo que la artista ha conseguido con este tema.


Ya acercándose a la recta final, llegó Ruptura para enamorarnos con la dulzura de su voz en “Cartas de amor”, la versión de un tema Jalillo que entra por nuestros oídos y nos enamora desde la primera nota. Da gusto verlas en directo a todas juntas; a un grupo de amigas que disfrutan lo que hacen.



El concierto cerraba con alguna gota de lluvia y “Todo va a cambiar” de fondo, el tema que Natalia comparte con el productor Karma C y con el que suele cerrar los shows, lo cual nos parece una decisión perfecta.


Y es que aunque la cancelación del día de festival nos fastidiase a muchos, nosotros preferimos quedarnos con el buen sabor de boca del show; con el placer de volver a ver la magia de Natalia y sus amigas y con la sensación de entrar en su universo durante un ratito.

Comments


bottom of page